Son causas de incapacitación: las enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico que impidan a la persona gobernarse por sí misma (enfermedad o deficiencia, de carácter psíquico o físico), la persistencia y la imposibilidad de autogobierno.

La solicitud se articula mediante la interposición de demanda ante los Tribunales competentes, a la que se acompañarán los informes médicos y periciales que correspondan. Haz tu consulta